Museo A la Batalla de Ideas
Inicio Cómo surgeMisiónVisiónActividades
OTROS SITIOS
CIUDAD BANDERA

 

Sala del histórico conflicto Estados Unidos - Cuba antes de 1959

Esta primera sala del museo, tiene el propósito de mostrar que el diferendo Estados Unidos-Cuba, comenzó mucho antes que se produjera el triunfo revolucionario, el 1o de enero de 1959; teniendo en cuenta, que las intenciones del vecino del norte de apoderarse de Cuba, se remonta a 1762 cuando las trece colonias luchaban por independizarse de su metrópolis, Inglaterra. Ya entonces, algunos de los padres de la independencia norteamericana, tenían sus ojos puestos en la isla del azúcar, por todos los beneficios económicos que esta les reportaba, especialmente por su posición privilegiada en el Golfo de México.
Esto se ilustra en un panel cronológico, donde aparecen momentos importantes en los que se aprecian de manera clara, cuales han sido las verdaderas intenciones de los Estados Unidos hacia nuestro país, a través de toda la historia. Se destacan fechas importantes como las siguientes:
- 1805, el presidente Thomás Jefferson, expresa oficialmente el interés de los Estados Unidos por Cuba.
- 1823, John Quincy Adams, Secretario de estado yanqui, formula la tesis de "la fruta madura", según la cual Cuba, por su cercanía geográfica, debía caer en manos del imperio.
- 1850, Narciso López, financiado por esclavistas del Sur de los Estados Unidos, desembarca por Cárdenas con el propósito de anexar a Cuba a este país.Paneles de la Sala.
- 1898, Estados Unidos interviene en la guerra entre Cuba y España, con el fin de asegurar el dominio de la isla.
- 1901, se aprueba como un Apéndice de la Constitución, la oprobiosa Enmienda Platt, a pesar de que la mayoría de los delegados a la asamblea constituyente se opusieron. La Enmienda Platt estableció el derecho de Estados Unidos a intervenir en los asuntos internos de Cuba.
- 1903, como consecuencia de la Enmienda Platt se firman los tratados de reciprocidad comercial y arrendamiento de bases navales y militares.
- 1934, Estados Unidos impone a Cuba la firma de un nuevo tratado de reciprocidad comercial, lo que nos hace cada vez mas dependientes desde el punto de vista económico.
- 1947, Se crea la Agencia Central de Inteligencia (C.I.A), la cual se da a la tarea de formular y organizar agresiones de todo tipo a nuestro país, especialmente del 1ero de enero de 1959. En la parte inferior del papel aparece una imagen del dólar norteamericano, como representación del poder económico de los Estados Unidos.
En la vitrina #1 exponemos piezas que constituyen evidencias de la intervención del imperialismo norteamericano, en nuestros asuntos internos, como es el caso de estas balas de cañón con sus casquillos de metal, perteneciente al acorazado Maine, Vritina 1 de la sala.barco de guerra norteamericano, que había llegado a Cuba con el propósito de proteger la vida de ciudadanos norteamericanos que se encontraban en la Isla. El Maine como consecuencia de un atentado perpetrado por los propios yanquis, explota en la Bahía de la Habana el 15 de febrero de 1898, siendo este precisamente el pretexto para intervenir en la guerra entre los cubanos y los españoles, culpando a estos últimos de ser los autores de la explosión.
Seguidamente podemos apreciar balas de cañón con sus casquillos, disparados por la escuadrilla norteamericana el 11 de mayo de 1898, cuando fue bombardeada nuestra ciudad; siendo esta la primera acción que realiza Estados Unidos una vez que decide intervenir en la guerra entre Cuba y España. La población civil fue la que más sufrió las consecuencias de este bombardeo, teniendo en cuenta que la mayoría de las víctimas no eran militares.
A la política intervencionista del imperialismo norteamericano hacia nuestro país se han opuesto los cubanos a través de toda la historia, luchando primeramente por independizar a Cuba de España y después, por el establecimiento de una República verdadera sin la participación del imperio. En este panel (#2) aparece lo más representativo de aquellos hombres que lucharon, muchos de ellos hasta morir, por preservar la independencia y el derecho a decidir nuestro futuro; tal es el caso del Padre de la Patria, Carlos M. de Céspedes, iniciador de nuestras luchas de independencia el 10 de octubre de 1868, dándole la libertad a sus esclavos; y posteriormente electo por la Constitución de Guáimaro, el 10 de abril de 1869, primer presidente de la República en Armas. Otro prócer que aparece en el panel es el Mayor del Ejército libertador, Ignacio Agramonte, jefe de la Revolución en la zona Camagüeyana, muerto en combate el 11 de mayo de 1873.
El Titán de Bronce, Antonio Maceo, uno de los principales jefes de las dos guerras de independencia contra España y protagonista de la principal hazaña militar de esta guerra, la Invasión de Oriente a Occidente, también aparece en el panel, incluso en una frase que es ilustrativa de la disposición de los cubanos de luchar hasta morir por preservar la libertad.
Máximo Gómez, el generalísimo, es otro de los protagonistas principales de las guerras de independencia y de la Invasión de Oriente a Occidente; reconocido por los cubanos como gran estratega militar y ejemplo de internacionalismo.
Nuestro héroe nacional, José Martí, indudablemente también aparece representado como expresión máxima del antimperialismo y el latinoamericanismo de los cubanos, Martí supo enfrentarse al entonces naciente imperialismo, señalando su naturaleza abusiva y denunciando el carácter económico de su dominación, sentando así las bases de una acción común latinoamericana.
Todos estos próceres de nuestra guerra de independencia, aparecen reflejados sobre una imagen de la carga al machete, símbolo de la lucha de los mambises contra los españoles; encontrándose en la parte inferior el facsímil de la partitura de nuestro Himno Nacional, en el que de manera clara se pone de manifiesto, la disposición de los cubanos de morir por sus ideales.
Ya en la etapa de la República Mediatizada, aparecen figuras importantes del antimperialismo como: Julio A. Mella, fundador del primer P.C.C y de la Liga Antiimperialista; Rubén M. Villena, gran poeta y dirigente comunista, uno de los principales líderes de la Protesta de los Trece, con uno de sus poemas que nos permite ejemplificar claramente su posición revolucionaria y antimperialista; y Antonio Guiteras, luchador antimperialista quien siendo Ministro de Gobierno de Grau San Martín, logra que fueran aprobadas medidas reivindicadoras reclamadas por el pueblo, muchas de ellas de carácter antimperialista.
También José A. Echeverría, eterno presidente de la FEU, aparece reflejado, por ser ejemplo indiscutible de antimperialismo, lo que indudablemente se pone de manifiesto en su lucha por impedir la construcción del Canal Vía Cuba que constituyó un duro golpe a los intereses de los Estados Unidos; y en la mayoría de los artículos de la Carta de México, firmado por él y Fidel Castro, líder máximo de la Revolución. Todos aparecen sobre una imagen del Asalto al Cuartel Moncada, protagonizados por Fidel y un grupo de jóvenes, que demostraron que la lucha armada era el único camino para derrocar a los malos gobiernos, que durante todos los años de seudorepública existieron en nuestro país. En la parte inferior Fidel Castro junto a Raúl con fusiles levantados.
Cuando hablamos de ideas y concepciones antimperialistas, no podemos dejar de mencionar a uno de sus principales precursores, a José Antonio Saco, convencido antianexionista y forjador, entre otros, de nuestra nacionalidad y de nuestra identidad, las cuales veía seriamente amenazadas en caso de que Cuba fuera anexada a los Estados Unidos. Por la estrecha relación que tiene con esta figura, exponemos un libro en la vitrina #2, titulado "Contra la anexión", de José A. Saco, escrito por Don Fernando Ortíz a partir de la recopilación de sus papeles, en el que aparecen sus principales presupuestos acerca del anexionismo y sus consecuencias. El libro fue editado en La Habana en 1828.
Por último en esta misma vitrina, presentamos las cartas credenciales de Gonzalo de Quesada y Aróstegui, como enviado extraordinario y plenipotenciario de Cuba en Washington, en el año 1903; posición desde la cual jugó un papel decisivo que impide al gobierno de los Estados Unidos, anexar a su territorio, la entonces Isla de Pinos. Gonzalo de Quesada quien estuvo estrechamente vinculado a José Martí y al P.R.C; es otro ejemplo de las ideas antianexionista de los cubanos.

 

Inicio Cómo surgeMisiónVisiónActividades

Contáctenos.
Museo A la Batalla de Ideas
Calle Vives e/ Coronel Verdugo e Industria
Cárdenas, Cuba.
Telf. 52 - 3990; 52 - 1056
Copyright © 2005 - 2008 Museo A la Batalla de Ideas,Todos los derechos reservados.